Con el alto precio de los coches nuevos y la rápida tasa de depreciación de los vehículos nuevos, muchos consumidores buscan en su lugar comprar coches usados. Y si bien invertir en un auto usado puede parecer una opción sensata, los compradores deben ser inteligentes en sus elecciones.

Los autos usados que se venden con daños ocultos pueden convertirse en problemas costosos para el comprador desprevenido. Para evitar comprar un problema, he aquí una lista de control de 10 maneras de ayudar a verificar la condición y el valor antes de comprar un automóvil usado.

Lista para verificar problemas mecánicos

Estos son algunos pasos a seguir cuando se inspecciona un auto usado por problemas mecánicos:

  • Mira cuidadosamente el exterior y el interior del coche.
  • Haz una prueba de manejo.
  • Realiza una prueba de fugas.
  • Haz que un mecánico inspeccione el vehículo.

Mira cuidadosamente el exterior y el interior del vehículo

Tanto la condición interior como exterior del coche puede jugar un papel importante en el valor. Asegúrate de revisar cuidadosamente la tapicería interior, junto con cualquier reparación en el exterior del automóvil. Eso no quiere decir que no deba comprar un auto que ha estado en un choque menor, pero querrás asegurarte de que el exterior haya sido reparado profesionalmente y que los resultados sean apenas visibles a simple vista. Siempre abre el cofre y observa bien el motor y las piezas. Las partes sucias y oxidadas pueden ser un fuerte indicio de que puede haber problemas en el futuro.

Haz una prueba de manejo

Siempre es mejor llevar el auto en una prueba de manejo tanto en carreteras locales como en autopistas. En diferentes ambientes, puedes tener una buena idea de cómo responde y se desempeña el auto. En las carreteras locales, se puede sentir cómo el coche se mueve y responde a las curvas cerradas. También tendrás una idea del estado de los frenos en condiciones de conducción con paradas y arranques. Con un viaje en la carretera, puedes ver si el motor funciona sin problemas o no. Mientras esté en una prueba de manejo, mantén los ojos y los oídos abiertos. Asegúrate de anotar cualquier ruido inusual del motor o de los frenos, y si todos los componentes electrónicos del automóvil están funcionando correctamente o no.

Realiza una prueba de fugas

Cualquier auto que tenga fugas de líquidos es generalmente una señal de alerta para una reparación necesaria. Mientras estás realizando una prueba de manejo, tómate un momento para estacionar en un área limpia de la carretera y deja que el automóvil funcione durante al menos 30 segundos. A continuación, mueve el automóvil y realiza una inspección visible para detectar cualquier fuga de sustancias. El líquido negro puede ser un indicador de fuga de aceite, el líquido verde puede indicar una fuga en el anticongelante y el líquido rosado puede indicar una fuga en la transmisión.

Haz que un mecánico lo inspeccione

Algunas personas no se toman el tiempo para que un mecánico inspeccione su auto usado antes de comprarlo. Esto puede llevar a una reparación costosa en el futuro. El costo de tener un auto inspeccionado por un profesional puede valer la pena. Un mecánico es el profesional que puede ayudarle a descubrir problemas ocultos y también a determinar el valor del coche. Si va a haber algún problema importante con el motor o la transmisión en el futuro, este es el profesional que te puede avisar.

Lista de investigación general del vehículo

Una vez que sientas que el auto está en buenas condiciones (tomando en cuenta los puntos anteriores), considera estos pasos para investigar más a fondo el vehículo:

  • Lee los comentarios sobre la marca y el modelo.
  • Calcula un precio justo de compra. Puedes hacerlo con nuestra guía de precios
  • Asegúrate verificar el VIN, que no tenga reporte de robo.
  • Revisa el informe del historial del vehículo.
  • Considera la posibilidad de buscar vehículos certificados de segunda mano.

Haz un poco de trabajo de detective en la industria y las revisiones de los consumidores sobre la marca y el modelo para ayudar a descubrir posibles defectos o incluso problemas comunes. Puedes hacer esto fácilmente investigando en línea.

Calcula un precio justo de compra

Para asegurarte de que le cobren un precio justo, asegúrese de comparar los precios de la misma marca, modelo y año con varias fuentes. La comprobación de los precios de nuestra guía  y de los distribuidores se puede hacer en línea. Aunque la condición y el kilometraje juegan un papel en el precio, puedes obtener una cifra aproximada del precio actual.

Asegúrate de verificar el VIN

Revisa cuidadosamente el este número, checa que no esté nada fuera de lo normal, el VIN es una manera rápida de ver si la información de VIN de un automóvil usado coincide con la que aparece en el título y los registros del vehículo. La clonación de VIN es una estafa en la que los vendedores reemplazan el VIN de un automóvil robado por uno que está registrado legalmente.

Revisar el historial del vehículo

Un informe del historial del vehículo puede ayudarte a ver problemas de título, historial de propiedad, puntos de servicio y accidentes previos, grandes o pequeños. Estos informes pueden estar disponibles en los distribuidores o solicitarse en línea.

Considera la posibilidad de ver vehículos certificados de segunda mano

Comprar un auto certificado de segunda mano puede ser una buena elección porque usualmente  ofrece al comprador un nivel extra de garantía de calidad. Muchos concesionarios locales ofrecen estos vehículos con garantías que se extienden más allá de la nueva cobertura inicial.

 

Puntos a tomar en cuenta antes de comprar un auto usado

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *